viernes, 29 de mayo de 2009

Reproducción Vegetativa

REPRODUCCION VEGETATIVA
Reproducción vegetal, proceso por el cual las plantas engendran o producen nuevos organismos a partir de células más o menos diferenciadas para asegurar la conservación de la especie. En las plantas, la reproducción puede ser sexual o asexual o vegetativa. En el primer caso existe un apareamiento de células, o de individuos unicelulares, hasta fundir su protoplasma y finalmente sus núcleos. En la reproducción asexual no existe tal fusión sino que se produce una multiplicación de los individuos por otros mecanismos; en unos casos a partir de células meramente vegetativas por fragmentación y división, y en otros por células o cuerpos germinales especiales.
Reproducción vegetativa
La mayor parte de las veces, la reproducción vegetativa se realiza a través de los tallos, que darán lugar a nuevas plantas. Para ello, en estos tallos aparecen raíces adventicias si surgen de su parte baja, o aéreas, si crecen más arriba. Pero los tallos también pueden desarrollar rizomas: tallos horizontales subterráneos que crean raíces adventicias y se convierten en plantas independientes. Así ocurre, por ejemplo, con las patatas.
Los gladiolos desarrollan un tipo particular de reproducción vegetativa, a través de cornos. Los cornos son tallos subterráneos que almacenan alimento durante el invierno. Cuando llega la primavera, cada corno desarrolla raíces y forma una nueva planta.
La reproducción vegetativa de las plantas bulbosas consiste en el desarrollo de bulbos. Se trata de tallos subterráneos cortos, rodeados de hojas gruesas y carnosas, que almacenan alimento hasta que la planta puede desarrollarse.
Variaciones reproductoras en angiospermas
Las plantas pueden frecuentemente desarrollar variaciones reproductoras asexuales, ya que las estructuras vegetativas (raíz, tallo y hojas) son capaces de producir descendencia:
Tallos: entre los tallos que llevan a cabo la reproducción asexual se encuentran los rizomas, los tubérculos y los bulbos.
Hojas: algunas plantas poseen hojas con meristemos que se desarrollan y dan origen a plantas individuales en cada yema de la hoja, las cuales, al caer, pueden originar una planta adulta.
Raíces: ciertas raíces están dotadas de yemas adventicias, a partir de las cuales se desarrollan tallos aéreos.
Algunas plantas producen semillas y frutos sin que medie un ciclo sexual. El embrión se desarrolla a partir de una célula diploide del óvulo sin que haya existido meiosis previa. Este tipo de reproducción se denomina apomixis.
TIPOS DE REPRODUCCION VEGETATIVA
La Reproducción vegetativa, también llamada reproducción asexual, es la que se produce sin la unión de los núcleos de las células sexuales o gametos, si no a partir de otras células del individuo adulto ya desarrollado, de tal manera que el individuo resultante es desde el punto de vista genético, idéntico al parental.
La reproducción asexual, también llamada reproducción vegetativa , consiste en que de un organismo se desprende una sola célula o trozos del cuerpo de un individuo ya desarrollado que, por procesos mitóticos, son capaces de formar un individuo completo genéticamente idéntico a él. Se lleva a cabo con un solo progenitor y sin la intervención de los núcleos de las células sexuales o gametos.
La reproducción vegetativa tiene lugar por fragmentación del individuo adulto o a partir de estructuras asexuales especiales. Ejemplos de reproducción asexual:
· Partes de hepáticas y musgos se desgajan de la planta parental y se transforman en individuos nuevos.
· Esquejes.
· Esporas: A partir de ellas se forman, por ejemplo, nuevos helechos.
· Tubérculos: Las patatas crecen a partir de los ojos del tubérculo.
· Bulbos: Las plantas de ajo a partir de los dientes del bulbo.
· Estolones o tallos rastreros: Los fresa. Les a partir de los estolones que emite la planta de la fresa.
· Ciertas raíces.
·Obtenido de «http://enciclopedia.us.es/index.php/Reproducci%C3%B3n_vegetativa»
Las plantas presentan un ciclo biológico diplohaplonte, es decir, con dos tipos de individuos adultos: un organismo haploide el gametofito y otro adulto diploide el esporofito . Las plantas se pueden agrupar siguiendo diversos criterios; aquí se clasificarán en dos grupos: sin semilla y con semilla. Las plantas con semilla son las que presentan mayor capacidad de colonización y mayor éxito evolutivo.
Mediante los procesos de multiplicación asexual se reproducen genotipos idénticos de una planta. En los organismos vegetales se dan varios tipos de reproducción asexual, bien mediante un proceso de gemación (por yemas, estolones o rizomas), o bien mediante producción de esporas, células reproductoras asexuales que permanecen en estado latente en condiciones desfavorables y que germinan cuando las condiciones ambientales son las adecuadas.

Reproducción asexual en plantas:

Se halla extraordinariamente difundida y sus modalidades son muchas y muy variadas. Entre ellas destacan:
Las mitosporas.
Los propágulos.
La multiplicación vegetativa artificial

Ejemplos:

Reproducción asexual natural:

Tubérculos: tallos subterráneos engrosados cuya función es almacenar almidón. tubérculo.
Bulbos: tallos subterráneos formados por hojas carnosas concéntricas que con el tiempo se dividen en varios bulbillos,de los que saldrán nuevas plantas.
Estolones o tallos rastreros: tallos aéreos horizontales que cuando son muy largos y tocan el suelo, generan raíces y tallos verticales.
Rizomas: tallos subterráneos horizontales que cada cierta distancia emiten tallos verticales. Estas estructuras presentan yemas a partir de las cúales se forman brotes que originan los nuevos vástagos, que pueden independizarse.

REPRODUCCION SEXUAL
La flor es la parte de la planta donde se encuentran los órganos reproductores sexuales. Se denominan plantas monoicas aquellas que presentan los órganos donantes o dadores (masculinos) y los receptores (femeninos) en flores separadas pero situadas en la misma planta, como ocurre en el maíz (véase Monoicismo). Son, por tanto, plantas monoicas unisexuales, mientras que las plantas monoicas hermafroditas presentan ambos órganos, estambres (androceo) y carpelos (gineceo) situados en la misma flor, como ocurre en la mayor parte de las plantas superiores. Por último, las plantas dioicas son aquellas en que las flores masculinas y femeninas aparecen en pies o individuos diferentes, como ocurre en los sauces o en los chopos (véase Dioicismo).
En los estambres (los órganos reproductores masculinos) es donde se producen los gametofitos, una generación de células haploides que dará lugar a los gametos o células sexuales masculinas, mientras que en los carpelos (conjunto de ovario, estilo y estigma) se produce el gametofito femenino, otra generación haploide, que dará lugar a los gametos femeninos. El proceso de reproducción sexual incluye la fusión de dos células (gametos) de diferente sexualidad, cada una de ellas con su dotación cromosómica correspondiente. En las plantas superiores (las fanerógamas o plantas con semilla) la célula masculina es el grano de polen, el cual debe ser transportado desde los sacos polínicos existentes en las anteras al órgano receptor femenino donde están los primordios seminales (estructura que contiene el gametofito femenino y que también se denomina, impropiamente, óvulo) para germinar allí. Este proceso de transporte del polen hasta la estructura femenina de la flor se denomina polinización.
Los sacos polínicos contienen las células madres del polen (diploides), que por meiosis forman los granos de polen (haploides). El óvulo está cubierto por tegumentos y contiene la célula madre del saco embrionario, que sufre una meiosis y forma cuatro células, de las que sólo subsiste una, la cual da lugar al saco embrionario, que es una célula con ocho núcleos. Tres de estos núcleos se sitúan en un polo de la célula y otros tres en el polo opuesto, y se rodean de citoplasma y de membrana. Los otros dos núcleos, llamados núcleos polares, se fusionan en el centro y forman un núcleo diploide. Una de las 3 células que se sitúan en el polo más próximo al micrópilo es la ovocélula; las otras dos células adyacentes se llaman sinérgidas. Las otras tres células, situadas en el extremo opuesto, se llaman antípodas.
Cuando el grano de polen llega al estigma de la flor germina y desarrolla un tubo polínico, que desciende por el estilo hasta llegar al óvulo. En las angiospermas (las plantas con verdaderas flores) se forman, entonces, en el grano de polen, dos núcleos espermáticos o gametos masculinos (en las gimnospermas sólo se produce uno). Uno de estos núcleos se fusiona con el núcleo de la ovocélula dando lugar a un cigoto diploide. El otro núcleo fecunda al núcleo diploide para dar lugar al endospermo. El cigoto sufre varias divisiones y origina un embrión.
El embrión desarrollado que ha alcanzado la madurez y se separa de la planta madre recibe el nombre de semilla. Normalmente, en cada semilla hay un embrión que, temporalmente, está en fase de reposo, y tejidos nutritivos envueltos por una cubierta o testa. Las semillas generalmente se asocian a otros órganos de la planta madre y pueden constituir unidades de diseminación complejas, como ocurre en los frutos, que son flores o partes de la flor, o también inflorescencias (conjunto de flores), en estado de madurez. Éstos pueden dejar en libertad a la semilla o bien desprenderse de ella.

REPRODUCCION ARTIFICIAL.
La reproducción, que se lleva a cabo de manera natural en los vegetales, también se puede inducir artificialmente. De esta manera, los seres humanos utilizan la capacidad que presentan los vegetales de reproducirse asexualmente para, por medio de injertos, acodos o esquejes, originar una nueva planta. Así, los manzanos de la variedad Golden se han perpetuado y multiplicado a partir de la rama aislada en la que se observó por primera vez la mutación; de ella se han obtenido millares de árboles a través de la operación llamada injerto.
Saltar a navegación, búsqueda
Reproducción vegetativa artificial
Injertos: consiste en insertar en una planta, una rama similar de otra planta
Estacas: la reproducción por estacas consiste en cortar la rama con brotes o yemas, plantarla en otro lugar y obtener así una nueva planta.
Esquejes o gajos: tallos que se preparan, en recipientes con agua o en tierra húmeda, donde forman nuevas raíces, tras lo cual pueden plantarse.
Cultivo de tejidos: cultivo realizado en un medio libre de microorganismos y utilizando soluciones nutritivas y hormonas vegetales, que provocan el crecimiento de raíces, tallos y hojas a partir de un fragmento de una planta
Division binaria: Por estrangulacion en el plano medio, se reproducen dos nuevos organismos, esto ocurre en la levadura
Ventajas e inconvenientes de la reproducción asexual
Entre las ventajas biológicas que conlleva están su rapidez de división y su simplicidad, pues no tienen que producir células sexuales, ni tienen que gastar energía en las operaciones previas a la fecundación. De esta forma un individuo aislado puede dar lugar a un gran número de descendientes, por medios como la formación asexual de esporas, la fisión transversal, o la gemación; facilitándose la colonización rápida de nuevos territorios. Así, algunos organismos se reproducen asexualmente cuando las condiciones ambientales son favorables, mientras que lo hace sexualmente cuando son adversas.
En cambio, presenta la gran desventaja de producir una descendencia sin variabilidad genética, clónica, al ser todos genotípicamente equivalentes a su parental y entre sí. La selección natural no puede "elegir" los individuos mejor adaptados (ya que todos lo están por igual) y estos individuos clónicos puede que no logren sobrevivir a un medio que cambie de modo hostil, pues no poseen la información genética necesaria para adaptarse a este cambio. Por lo tanto esa especie podría desaparecer, salvo que haya algún individuo portador de una combinación genética que le permita adaptarse al nuevo medio.



COMO SE PRODUCE LA REPRODUCCION VEGETATIVA
Las plantas presentan un ciclo biológico diplohaplonte, es decir, con dos tipos de individuos adultos: un organismo haploide el gametofito y otro adulto diploide el esporofito . Las plantas se pueden agrupar siguiendo diversos criterios; aquí se clasificarán en dos grupos: sin semilla y con semilla. Las plantas con semilla son las que presentan mayor capacidad de colonización y mayor éxito evolutivo.
Ciclo con alternancia de generaciones
Las plantas presentan un ciclo biológico diplohaplonte: una planta adulta haploide, denominada gametofito, y una planta adulta diploide, llamada esporofito.
La planta haploide produce órganos sexuales masculinos o anteridios, y femeninos o arquegonios. Los anteridios producen multitud de gametos masculinos, mientras que los arquegonios producen un solo óvulo. La fecundación da lugar a un cigoto o huevo fecundado, que es diploide y se desarrolla por mitosis sucesivas, formando la planta esporofítica. En el esporofito, mediante la meiosis, se formarán células haploides: las esporas. Las esporas germinan y crecen en condiciones adecuadas, formando por mitosis sucesivas la planta adulta o gametofito, con dotación cromosómica haploide.

Ciclo de las plantas sin semilla
En las plantas sin semilla (ver t41), el desplazamiento del esperma hacia el cuello del arquegonio (donde tendrá lugar la fecundación del óvulo) siempre se realiza mediante el agua, ya se presente ésta en forma de lluvia, rocío o fluyendo por arroyos.
Plantas con la generación gametofítica dominante
Los musgos y otras plantas similares representan el único grupo de plantas terrestres que no poseen tejidos conductores. Esto hace que su crecimiento sea limitado y que precisen de ambientes húmedos para vivir y reproducirse.
La planta adulta es haploide; la plántula presenta estructuras similares a la raíz, el tallo y las hojas, denominadas rizoides, cauloides y filoides, respectivamente. Sobre la plántula se desarrollan los anteridios y arquegonios.


Plantas con la generación esporofítica dominante
Los helechos poseen un tejido conductor especializado en esporofito, que constituye la planta adulta. Tiene raíz o rizoma, tallo y hojas desarrolladas o frondes. En los frondes se desarrollan los esporangios, en cuyo interior se forman las esporas haploides previa meiosis. Las esporas son diseminadas y, cuando germinan, se multiplican por mitosis, formando el gametofito o protalo.
Ciclo vital de un helecho. Los helechos presentan una alternancia de generaciones bien definida, con una etapa haploide reducida y una diploide, que representa la fase común que conocemos.
Ciclo de las plantas con semilla
Debido a la capacidad de diseminación de la semilla, este tipo de plantas son las que presentan mayor capacidad de colonización y mayor éxito evolutivo.
Su mayor eficacia reproductora se debe a que, a diferencia de las esporas, están formadas por muchas células y, además, contienen alimentos que nutrirán al embrión, permitiéndole una mayor posibilidad de supervivencia.
Los dos grandes grupos de plantas con semilla son (ver t41):
Gimnospermas: plantas con semilla desnuda o protegida por escamas.
Angiospermas: o plantas con flor y con semilla encerrada dentro de un fruto.


Ciclo vital de las plantas con flor.
Presentan diferencias en cuanto a la polinización y desarrollo del embrión, pero ambos ciclos comparten muchas semejanzas.Tienen alternancia de generaciones y la esporofítica es claramente dominante. La fase gametofítica está reducida a unas pocas células, encerradas dentro del ovario.


Ciclo de las angiospermas
Su órgano de reproducción sexual es la flor, constituida por: sépalos y pétalos, que forman la envoltura floral; y estambres y pistilos o carpelos, que son los que intervienen directamente en la reproducción.
Los carpelos están formados por:
Estigma: lugar donde se recoge el polen.
Cuello o estilo: conducto por el que pasa el polen hasta el ovario.
Ovario: contiene uno o más óvulos. Cada óvulo contiene una célula madre (megaesporógena) diploide, a partir de la cual, y por meiosis, se obtienen cuatro megaesporas, tres de las cuales suelen desintegrarse. La megaespora constituye el gametofito femenino, también denominado saco embrionario. El saco embrionario permanece en el ovario y depende de él para nutrirse.

Los estambres están formados por:
Filamento.
Antera: cada antera contiene cuatro sacos de polen con células esporógenas, que forman, por meiosis, numerosas microesporas haploides. Cada una de estas microesporas se recubre de una pared celular resistente y se divide por mitosis formando dos núcleos haploides, que constituyen el gametofito masculino, o grano de polen. Uno de los núcleos haploides formará el tubo polínico, y el otro se dividirá por mitosis dando lugar a dos células espermáticas.
La fecundación se inicia cuando un grano de polen cae o es depositado en el estigma. El tubo polínico empieza a crecer y los dos núcleos del grano de polen se mueven por su interior. Uno de los núcleos controla el crecimiento del tubo a lo largo del estilo. El otro núcleo se divide, dando lugar a las dos células espermáticas, o gametos masculinos.
Ocurre una doble fertilización: un núcleo espermático (gameto masculino) se fusiona con el óvulo, formando el cigoto, que por numerosas mitosis dará el embrión (esporofito). El otro gameto masculino se fusiona con los dos núcleos polares del saco embrionario, dando lugar a una célula triploide, que generará tejido nutritivo. El embrión, junto con el tejido nutritivo, se recubre de una cubierta protectora, formando la semilla. A partir del ovario se formará posteriormente el fruto, que encierra y protege a la semilla y facilita su dispersión.
Bibliografía: http://floresyjardin.es/metodosdereproduccionvegetativa-i/
http://cienciabotánica.es/org.com
WWW.hiru.com/es/biología/biología/html

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. LA REPRODUCCION VEGETATIVA

    Tipos de reproducción Estolones
    Algunas plantas tienen espontáneamente esta forma de reproducirse, sin que intervenga nuestra mano para propiciarla. Los estolones son tallos rastreros y largos, que presentan nudos. Éstos, al tomar contacto con la tierra tienen la capacidad de generar raíces que penetran en la misma y dan lugar a una planta independiente que podría sobrevivir autónomamente.
    Esta clase de reproducción asexual, a partir de estolones y rizomas, es muy eficaz para la rápida propagación de la planta. También facilita la reproducción de ciertas especies en ambientes donde sólo periódicamente pueden germinar las semillas.
    La frutilla es un típico ejemplo de planta reproducida vegetativamente por estolones. En cambio, muchas plantas perennes ornamentales, ciertas cañas y gramíneas se reproducen por rizomas. La papa lo hace a través de tubérculos -tallos modificados- que constituyen además, la parte comestible. Más raro es el caso del ajo silvestre, en el que la nueva planta se forma a partir de un brote ubicado en su inflorescencia.


    Acodo o margullo

    El acodado consiste en desarrollar raíces a un tallo sin separarlo de la planta madre. Una vez que ha enraizado se separa, obteniéndose otra planta independiente, que vivirá con sus propias raíces.

    Este método es elegido por los jardineros y agricultores con más experiencia a la hora de reproducir árboles, arbustos y trepadoras. Es de hecho una técnica simple y que produce muy buenos resultados en plantas que de otra forma demoraríamos años en multiplicar como es el caso de ciertos árboles, arbustos y trepadoras.


    Utilizamos los acodos para reproducir o formar nuevas plantas a partir de otras ya desarrolladas. En realidad muchas plantas se acodan naturalmente por sí mismas, por ejemplo las zarzas y brezos. Seguramente has observado en estas plantas que sus extremos se arquean y enraízan en el suelo. Por definición, acodar es un método que estimula al tallo a la producción de raíces, de modo tal que se forma una nueva planta, ésta se mantenga unida al tallo de la planta que podemos llamar “madre” y aún se nutre de ella.

    El método de reproducción por acodo consiste en enterrar o rodear de tierra una rama o tallo descortezado para que desarrolle raíces. Posteriormente, se corta la rama y queda una planta completa.

    TIPOS DE ACODO
    • Acodo simple
    • Acodo múltiple o en serpentina
    • Acodo aéreo
    • Acodo en montículo
    • Acodo en trinchera
    • Acodo de punta

    Para jardinería, los 3 primeros son los más empleados: acodo simple, múltiple y aéreo.

    Acodo Simple
    El acodo simple va bien para enredaderas (Jazmín, Bignonias, Clemátide, Glicinia, Madreselva...) y para muchos arbustos, siempre que sea posible doblar un tallo jóven hasta que alcance el suelo.
    Algunos ejemplos de arbustos que se pueden propagar por acodo simple:


    - Corylus
    - Cotinus
    - Daphne
    - Magnolia Osmanthus
    - Philadelphus
    Euonymus
    - Forsythia
    - hododendron
    - Spiraea
    - Syringa
    - Etc., etc.


    ACODO MULTIPLE, COMPUESTO, EN SERPENTINA, SERPENTINO
    En arbustos se usa poco, es más indicado para trepadoras, como Madreselva, Jazmines, Clematis, etc. porque tienen tallos más largos y flexibles. Muy fácil de hacer en Poto.
    Se realiza como el acodo simple, con los mismos principios, pero enterrando la rama en varios puntos, en vez de en uno sólo. En esta forma se pueden tener varias plantas nuevas de una sola rama.

    ACODO EN MONTICULO O DE CORTE Y RECALCE
    Entre las plantas que es común propagar con esta técnica se encuentran:

    - Patrones clonales de manzano - Membrillero
    - Grosellero - Arándano - Uva crespa

    Para este tipo de acodado se corta la planta hasta el suelo, en la estación de reposo (invierno), y se amontona en primavera tierra, mantillo, turba o mezcla de ellos, alrededor de la base de los brotes nuevos para estimular la emisión de raíces.

    ResponderEliminar
  3. CONCEPTO
    Consiste en que de un organismo se desprende una sola célula o trozos del cuerpo de un individuo ya desarrollado que, por procesos mitóticos, son capaces de formar un individuo completo genéticamente idéntico a él. Se lleva a cabo con un solo progenitor y sin la intervención de los núcleos de las células sexuales o gametos

    REPRODUCION VEGETATIVA EN PLANTAS
    Se halla extraordinariamente difundida y sus modalidades son muchas y muy variadas. Entre ellas destacan:
     MITOSPORAS
    Las mitosporas, son esporas originadas por mitosis y se considera una modalidad de reproducción asexual en vegetales, y es típica en hongos, musgos, helechos y líquenes. Algunas se mueven por medio de cilios o flagelos, mientras que otras son dispersadas pasivamente por el agua, el viento o los animales.
    Cada espora consta de una sola célula protegida por una gruesa envoltura que le permite resistir condiciones ambientales desfavorables. Cuando estas condiciones son buenas, la envoltura se desgarra y la célula contenida su interior, empieza a germinar lugar a una nueva planta.

     PROPAGULO
    Los propágulos son una modalidad de reproducción asexual en vegetales, por la que se obtienen nuevas plantas y órganos individualizados. Los tejidos de la porción separada deben recuperar la condición de meristemos para producir todo el conjunto de órganos de la planta.
    Como formas más importantes de propágulos tenemos:
    • Los estolones: ramas que, tras crecer mucho, llegan a tocar el suelo y enraízan engendrando una nueva planta. Esto ocurre en el fresal y muchas gramíneas.
    • Los rizomas: tallos subterráneos que crecen alargados horizontalmente. Al cercenarse, originan nuevas plantas. Son típicas en los lirios.
    • Los tubérculos: porciones más o menos esféricas de tallos subterráneos, ricos en material nutritivo. En su superficie se desarrollan las yemas (ojos) capaces de dar origen a una nueva planta. Ejemplos son la patata y la chufa.
    • Los bulbos: tallos cortos y cónicos con una gran yema terminal rodeada por numerosas hojas que almacenan sustancias de reserva. En las axilas de estas hojas se forman los bulbos de renuevo. Estos bulbos se desprenden para dar lugar a una nueva planta. Ejemplos son la cebolla y el tulipán.

     PROPAGACIÓN VEGETATIVA
    Constituye un conjunto de técnicas agronómicas utilizadas desde hace mucho tiempo y se considera un método de reproducción asexual en vegetales. Entre ellas destacan:
    Artificial:
    • El Acodo.
    • La Estaca(Botánica).
    • El Injerto.
    • El Esqueje.
    • Las Técnicas de micropropagación
    • El Gajo.
    • El Cultivo De Tejidos (Botánica).
    Natural:
    • El Rizoma.
    • El Tuberculo.
    • El Bulbo (botánica).
    • El Estolón.
    EJEMPLOS REPRODUCCIÓN ASEXUAL NATURAL Y ARTIFICIAL
    Reproducción asexual natural
    • Tubérculos: tallos subterráneos engrosados cuya función es almacenar almidón. tubérculo.
    • Bulbos: tallos subterráneos formados por hojas carnosas concéntricas que con el tiempo se dividen en varios bulbillos,de los que saldrán nuevas plantas.
    • Estolones o tallos rastreros: tallos aéreos horizontales que cuando son muy largos y tocan el suelo, generan raíces y tallos verticales.
    • Rizomas: tallos subterráneos horizontales que cada cierta distancia emiten tallos verticales. Estas estructuras presentan yemas a partir de las cuales se forman brotes que originan los nuevos vástagos, que pueden independizarse.
    Reproducción vegetativa artificial
    • Injertos: consiste en insertar en una planta, una rama similar de otra planta
    • Estacas: la reproducción por estacas consiste en cortar la rama con brotes o yemas, plantarla en otro lugar y obtener así una nueva planta.
    • Esqueje o gajos: tallos que se preparan, en recipientes con agua o en tierra húmeda, donde forman nuevas raíces, tras lo cual pueden plantarse.
    • Cultivo de tejidos: cultivo realizado en un medio libre de microorganismos y utilizando soluciones nutritivas y hormonas vegetales, que provocan el crecimiento de raíces, tallos y hojas a partir de un fragmento de una planta

    ResponderEliminar
  4. Reproducción vegetativa: ¿Qué es un esqueje?

    Esquejes o gajos son fragmentos de plantas separados con una finalidad reproductiva. Pueden cortarse fragmentos de tallo e introducirlos en la tierra, para producir raíces. Las plantas enraizadas de esta manera serán idénticas a sus progenitoras, es decir, formarán con ellas un clon.

    Esquejes de Hoja
    Este es un método práctico para reproducir ciertas plantas de invernadero, pero necesitan una temperatura de unos 18-23 ºC y mucha humedad para enraizar. Los hay de dos tipos. Para reproducir saintpaulias (violeta africana) y peperomias se utilizan las hojas con sus tallos. Se han de separar de la planta madre con un cuchillo filoso, luego introducir el tallo en hormona de arraigue. y plantar en una mezcla de arena y turba.

    Esquejes de Hoja y Tallo
    Estos esquejes son una sección del tallo con la yema axilar de una hoja. Los de hiedra y de clematis se cortan de brotes nuevos, en primavera. El corte superior se hace por encima de la yema y el inferior, a unos 19 mm por debajo de la hoja. Hay que reducir los pares de hojas de clematis a una sola. Sumergir la base en hormona de arraigue en polvo; insertar el tallo en compost para esquejes dejando sólo la hoja a la vista y finalmente regar. El lugar ha de ser templado y húmedo, pero ocasionalmente es necesario cierta ventilación. Cuando hay señales de crecimiento, esto indica que la planta ya ha arraigado y ya puede trasplantarse en un tiesto y comenzar el proceso de adaptación a la intemperie.

    Esquejes leñosos
    Estos esquejes se arrancan a finales de otoño o a principios de invierno eligiendo aquellos brotes que correspondan al año en curso y que para la época ya ha de haber lignificado.



    Los esquejes leñosos se plantan al aire en surcos de arena en forma de V en un lugar bien protegido.
    Los esquejes han de ser enterrados hasta la mitad o las 2-3 partes de su longitud en una zanja en forma de V, al aire libre y en un lugar del jardín bien drenado y protegido. Se ha de echar un poco de arena fina en el fondo de la zanja para estimular el crecimiento.

    Esquejes tiernos
    Estos esquejes se cortan mayormente en primavera y a principios de verano, cuando los tallos son todavía tiernos. Parea echar raíces, necesitan una temperatura de unos 13°C. Si se trata de arbustos o de alpinas, conviene cortar esquejes de los tallos tiernos que salen a los lados, pero si se trata de una planta perenne es preferible cortar un tallo basal de unos 5cm que ya tenga un crecimiento más maduro en la base.

    Esquejes semileñosos
    Estos esquejes se cortan a mediados de verano y a principios de otoño, y son tall os más firmes que ya van adquiriendo una consistencia leñosa.

    Esquejes de yema
    Es un tipo de esqueje del tipo de yema de hoja que se utiliza para propagar cepas frutales o plantas ornamentales. Necesitan el aporte de calor por la base, 21 C. Es necesario cortar un tallo bien leñoso de un año de edad y de un largo de 2,5-3,5 cm. El corte superior se hará por encima de una yema y el inferior se hará entre dos yemas. Deje un solo brote en el extremo, corte el otro, y coloque el esqueje vertical en el compost.

    ResponderEliminar
  5. Injertos

    Si bien no es un método de “reproducción” en sí mismo, su uso está estrecha y frecuentemente ligado a ese proceso, para el que a veces resulta imprescindible.La puesta en práctica de injertos ha permitido obtener variedades de especies con características mejoradas, como por ejemplo resistencia, variedad de flores, de frutos etc. Uno de los casos más conocidos es el injerto de rosales.
    La reproducción vegetativa o asexual de las plantas superiores es más sencilla que la de tipo sexual. Se produce a partir de tallos que, desprendidos de brotes o yemas de una planta, permite la formación de un nuevo individuo.
    En las yemas ubicadas en las axilas de las hojas o entre las escamas de los bulbos subterráneos, nacen unos vástagos especializados. Son tallos que pueden crecer sobre la superficie del suelo, como es el caso de los estolones, u horizontalmente, como los rizomas. Tanto los estolones como los rizomas producen raíces adventicias (es decir, no ubicadas en el sitio habitual donde se desarrolla la raíz principal), que son la fuente de nuevas plantas genéticamente iguales a la materna.

    Injerto de
    aproximación Injerto de
    yema o escudete Injerto de
    ranura Injerto de
    lengüeta Injerto de
    anillo

    Injertos: Una forma muy interesante de reproducción vegetativa es la realizada mediante injertos. Existen distintos tipos, algunos de ellos se utilizan en la producción de frutales.



    • Injerto por Aproximación: Se debe hacer una incisión en cada una de las partes. La incisión debe ser lisa y tan profunda como para que los tejidos interiores de ambas partes entren en contacto directo.
    Es importante que los tejidos vasculares, que son los vasos conductores de la savia, se mezclen o entrelacen. Ambas partes deben quedar unidas incisión contra incisión y atadas firmemente.
    • Injerto de Púa: En este caso, se debe cortar la parte que está sembrada o la que denominan patrón en sentido horizontal. Así, el tronco quedará con una superficie plana en la que se debe hacer un hoyo donde entrará la rama proveniente de la otra planta.
    Colocando de manera vertical, ensartando una especie de estaca en la parte plana del tronco patrón. Esta técnica es muy común para los árboles frutales.
    • Injerto de Escudete: Esta técnica se practica cuando se introduce o inserta la parte de un árbol denominada yema en el tallo o tronco del árbol patrón.
    Para esto, debes hacer una incisión en forma de 'T' en el tronco del árbol patrón, donde entrará la yema del otro árbol. Es necesario que quede atado firmemente para que el injerto funcione. Además, tienes que cortar el árbol patrón un par de pulgadas por encima de donde se realizó el injerto.

    ResponderEliminar
  6. Ummmm sirve. Pero le da muchas vueltas al tema
    :$

    ResponderEliminar